50 años de la creación del Tribunal Constitucional


La creación del Tribunal Constitucional tuvo su origen en el Mensaje que el Presidente de la República, don Eduardo Frei Montalva, dirigiera al Congreso en enero de 1969, promulgándose un año después, el 23 de enero de 1970, mediante la ley de reforma constitucional N° 17.284.

El propio Presidente Frei Montalva, explicó posteriomente el significado de la modificación efectuada a la Constitución de 1925 en su contexto histórico-político, en los siguientes térrminos:

“Esta será la reforma que dará al Parlamento su verdadera dimensión, arraigo y un sólido prestigio ante la opinión pública nacional. Sólo así el Ejecutivo podrá, a su vez, administrar con eficacia y verdadera responsabilidad. En este camino la reforma constitucional de 1970 logró avanzar en forma significativa, para lo cual contó con el apoyo del propio Parlamento, lo que es digno de ser señalado. Cuatro fueron las reformas que están básicamente orientadas a darle a la acción del Parlamento una órbita más racional en el proceso de formación de la ley y en el ejercicio de sus atribuciones (…) “En tercer lugar el establecimiento del Tribunal Constitucional, destinado a resolver los conflictos de carácter jurídico que surjan entre el Ejecutivo y el Congreso, a propósito de la dictación de la leyes, cuando existan dudas respecto a la constitucionalidad de preceptos contenidos en los proyectos de leyes que se encuentren en tramitación parlamentaria. Muchos de los conflictos que crean crisis entre los Poderes Públicos, algunos de los cuales suelen revestir enorme gravedad, nacen de diferencias de interpretación sobre los textos constitucionales que delimitan las atribuciones y el modo de proceder de cada Poder Público. En nuestro régimen no existe ningún mecanismo para resolver tales conflictos, los cuales quedan sometidos al juego de las fuerzas políticas. Mediante la reforma se establece un Tribunal Constitucional, como existe en Francia, Yugoeslavia y otros países, llamado a poner término, conforme a derecho, a ese tipo de diferencias, evitando de este modo que se creen conflictos que puedan amagar el normal desenvolvimiento de nuestro régimen democrático” (Reforma Constitucional 1970, varios autores, Editorial Jurídica de Chile, 1970, p. 48).



hoja1 hoja2 hoja3 hoja4


Comments are closed.